Comida de la madre patria

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estimados amigos, esta semana les traigo una reseña de un restaurante no visitaba hace bastante tiempo y después de una buena comida me pregunto el por qué.

No hace mucho durante el cumpleaños de un amigo sirvieron paella y lamentablemente la dieta no me dejó probar tan suculento arroz por lo que el antojo de comida española perduró en mi hasta esta semana que pasó y pude visitar el restaurante La Eñe, especializado en platillos ibéricos.

Ya que andábamos con la onda mediterránea y gracias a que el clima por las noches ya es cálido, decidimos no solo ordenar una paella sino ir por toda la experiencia española; sangría, pan con aceite, tapas, paella y crema catalana.

Lo primero en llegar a la mesa fue una refrescante jarra de Sangría, con fruta picada, hielo, buen vino y almíbar, como debe ser; sin duda ahora que viene el verano sería una excelente manera de disfrutar la tarde ya que el restaurante cuenta con terrazas al aire libre que acompañarían a la perfección.

Casi al mismo tiempo llegó una canasta de Pan a modo de aperitivo el cual era acompañado por un plato de Aceite de Oliva especiado con sal, perejil, tomate y ajo; una versión mejorada del tradicional pan con aceite de oliva y sal; sin duda alguna, un tremendo “abre apetito”!

la eñe 1

 

A modo de entrada y para seguir con los platillos frescos decidimos ordenar unas Tapas de Trucha Ahumada. Para quienes no las conocen, las tapas son pequeños bocadillos de carne, pescado, verdura o lo que fuese montadas sobre pequeños trozos de pan tostado; en esta ocasión fueron de trucha ahumada. Para aprovechar al máximo el sabor fuerte del pescado, este vino acompañado de queso, palta, aceite de olvida, arúgula y alcaparras; un plato sencillo pero ejecutado a la perfección. Sin duda, con tan buen comienzo esperábamos con ansias nuestro platillo de fondo.

la eñe 2

 

A los pocos minutos finalmente llego nuestra Paella, decidimos probar la Bruta ya que se veía bastante contundente al tener carnes, embutidos, langostinos y calamares. La paella llego en un generoso platón caliente y el mozo amablemente nos sirvió las primeras porciones.

la eñe 3

 

Lo primero a probar fue el arroz, el cual estaba en su punto, tanto de cocción, como de sabor. Un punto fundamental en la paella es dejarla reposar tapada el tiempo suficiente para que el arroz pueda absorber todos los aromas y sabores de sus ingredientes, en este caso estuvo muy excelente. Los embutidos, se notaba eran de primera calidad, lo suficiente grasosos y artesanales para un plato de estas características; sin embargo, los calamares y langostinos carecían de sabor y se notaban congelados, incluso algo insípidos, para los peruanos que gozamos tanto de la comida marina fue un gran punto en contra. El siguiente punto en contra vino con los vegetales, que si bien no eran muchos, el holantao se había re cocinado dejándolo suave y soso mientras que los pimientos carecían de consistencia también; después de tan buen inicio nuestro plato de fondo dejó mucho que desear sin dejar de ser bueno, solo que esperaba algo mejor.

la eñe 4

Para terminar la velado decidí arriesgarme y pedir un postre, mi elección fue la clásica Crema Catalana, una especie de creme brulee español, con una suerte de flan por debajo con caramelo endurecido en la parte superior. Para nuestro pesar parece esta crema tenía mucho tiempo en refrigeración y tenía una gran falta de sabor aparte de lo grumoso del flan y la mala consistencia del flan.

la eñe 5

Pero si bien no terminamos bien la velada es un restaurante que sin dude volveré a visitar por su sangría y tapas, creo que sería una excelente manera de disfrutar estas tarde de verano y les recomiendo lo hagan. La dirección y página web de La Eñe las dejo a continuación:

Dirección: Av. Dos de Mayo 220 Miraflores – Lima

Facebook:www.facebook.com/restaurantelaene

Para realizar reservas haz click aquí http://www.mesa247.pe/lima/restaurante/la_ene

http://losplaceresculinarios.blogspot.pe/


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de Jean Pierre Durand

Ver artículos