Repostería francesa con toques japoneses y peruanos.

Yogashi (洋菓子), o postre de estilo occidental en japonés, es el nombre que Carlos Yanahura y Erina Fuji le dan a su pastelería. Después de años de estudios y experiencia en Perú y Japón, ellos ofrecen sus delicadas creaciones que resaltan técnicas francesas y japonesas con toques japoneses y peruanos. Si es que estabas buscando una patisserie legítima y buena, definitivamente te recomiendo esta. 

Es cierto que los postres caseros y tradicionales son reconfortantes y deliciosos. Sin embargo, hay gran belleza en el arte de crear postres tan delicados como los de Yogashi Patisserie. Todos los dulces se hacen de a mano, desde el inicio de la elaboración hasta la decoración, con mucha atención al más mínimo detalle. Además, los insumos que se utilizan son de primera calidad, peruanos o importados. La influencia japonesa es notoria, con insumos como el matchá (polvo de té verde) y el anko (pasta dulce de frejoles azuki parecida al frejol colado), o con dulces como el famoso Mini Short Cake con fresas. Los toques peruanos se pueden ver en el uso de frutas como la chirimoya, lúcuma, mango y maracuyá.

yogashi 1

En cuanto a los postres que probamos, mis favoritos fueron el Asian Tropical, el Tiramisú, la Crepe Fromage y el Caramel Antouanette. El Asian Tropical fue un hit en mi familia. Consiste en un mousse de mango y maracuyá, relleno de un gelée o gelatina de lychee y naranjita china, y con una base de biscuit de harina de almendras. Al leer la descripción del postre me pareció prometedor, pero al principio creí que la variedad de sabores sería demasiado. Sin embargo, el balance fue perfecto. La maracuyá no es muy ácida, el sabor del lychee es notorio, y la naranjita china no es amarga como algunos creerían. El Tiramisú es el clásico italiano, con queso mascarpone, café y chocolate. Un rectángulo de perfección. La Crepe Fromage fue una sorpresa agradable. Es una crepe rellena de fromage (queso), crema y fresas. Suena bastante simple, pero es delicada y deliciosa. Me podría comer una tras otra. Finalmente el Caramel Antouanette también fue muy bueno. Es un mousse de caramelo relleno de manzana y  cubierto de brillo de caramelo. Lo especial del postre fue el sabor de la cubierta, pues se notaba el toque bitter del caramelo.


yogashi 2 yogashi 3 yogashi 4 yogashi 5 yogashi 6

Todavía muero por probar sus otras opciones. No he tenido el gusto de probar sus panes y otros postres como el Lychee Durazno, el Mini Shortcake, su hermoso Fruit Tart, el Chirimoya Kin Kan Mousse, el Macaron con Frambuesas o el Choco Domme 64 (64% cacao). Igual no hay de qué preocuparse, pues de todas maneras volveré por más.

Yogashi Patisserie

Página webyogashipatisserie.com
FacebookYogashi Patisserie
Teléfono: (511) 014336348 / 014761233
Dirección: Nuevo local en Av. San Borja Nte. 598 (esquina de Aviación con San Borja Nte.), Lima – Perú

Por: Ayumi Sakaguchi de Altavoz

Puede que Makoto sea un Sushi Bar, pero ofrece mucho más que solo sushi y makis.

Hace unas semanas salí al Jockey Plaza en la noche y para cenar nos provocó ir al restaurante Makoto Sushi Bar. El nombre del lugar y el hecho de que éste sirva comida japonesa pueden crear la imagen de una cena llena de sushi o makis. Sin embargo, Makoto ofrece mucho más que eso.

Si quieres probar algunos platos japoneses distintos y al mismo tiempo comer un roll acevichado, Makoto Sushi Bar es el lugar indicado. El ambiente es tranquilo (a pesar de que el local está situado en medio de un centro comercial), la atención es buena y, sobre todo, la comida es deliciosa.

MAKOTO 2

Puede que al ir a un restaurante de comida japonesa pedir makis o rolls sea una necesidad para algunos. En ese caso sugiero pedir el Volcano Roll y Harusame Roll (entre otros). No obstante, en este artículo me gustaría hablar de platos que puede que no sean tan conocidos, pero que muestran la diversidad de la gastronomía japonesa.

MAKOTO 4

Lo primero que recomiendo es el Samurai Bento, que en realidad es un Teishoku. El Teishoku es un tipo de menú ejecutivo o “meal set” en el cual típicamente se sirve algún plato principal, platos de acompañamiento, nimono o vegetales encurtidos, arroz y sopa miso o misoshiru. Este tipo de menú es bastante común en restaurantes japoneses y es conveniente porque permite que el cliente pueda probar distintos platos a un precio razonable. El Samurai Bento viene con arroz, misoshiru, nabo encurtido, tempura (verduras y mariscos arrebosados), saltado de verduras y pescado, sashimi y fruta.

 

MAKOTO 1

Otro plato que recomiendo es el Nabeyaki Udon. El Udon es un tipo de sopa japonesa que incluye un fideo grueso, suave y glutinoso. El fondo o caldo de la sopa se hace a base de dashi o caldo de pescado, salsa de soya y un poco de mirin, que es un vino de arroz. El Nabeyaki Udon normalmente viene en una pequeña olla caliente, con verduras, algunos mariscos y un huevo escalfado. El de Makoto incluye hongo shiitake, holantao, col china, tempura de langostino y pescado, kamaboko (un cierto tipo de “nugget” de pescado hervido), huevo escalfado y fideos. Ojo: el plato no se encuentra en la carta pero igual se puede ordenar.

 

MAKOTO 5    

Finalmente recomiendo el Okonomiyaki, otro plato popular entre los japoneses que no es fácil de encontrar en Perú. Se podría decir que el Okonomiyaki es un tipo de pizza, panqueque, o tortilla española al estilo japonés. El plato consiste de una mezcla de masa con distintos ingredientes que luego es cocinada a la plancha. La masa, como la de los panqueques, normalmente incluye col cortada en tiras, e ingredientes extras (como chancho, mariscos, queso, etc.) que en Japón son elegidos a gusto. Esta “pizza” japonesa luego es cubierta de mayonesa, salsa Okonomiyaki (una salsa marrón y agridulce), y katsuobushi o ralladuras de Bonito. El Okonomiyaki de Makoto contiene un poco de col, chancho, pulpo y langostinos.

 

MAKOTO 6

Así que si quieres expandir tu experiencia con la comida japonesa, Makoto Sushi Bar es un buen lugar para empezar. No solo ofrece comida deliciosa y de buenísima calidad, sino que también te da la opción de pedir los típicos makis junto a otros platos como el Nabeyaki Udon y el Okonomiyaki. 

MAKOTO 3                  

 

Créditos: Diario Altavoz

Un restaurante con el nombre perfecto.

Por Ayumi Sakaguchi 

"Oishii", que significa delicioso en japonés, es el nombre que el chef Itamae Toshiro Konishi le da a su nuevo restaurante de comida Nikkei. A través de un post en Facebook descubrimos que Oishii se encuentra en su Marcha Blanca, una época de pre-apertura y ensayo en la que los platos se ofrecen a un precio menor. Aparte, nos enteramos de que el chef está ofreciendo un menú de degustación. Así es como, con mucha curiosidad, decidimos ir a visitar el lugar. 

screen-shot-2015-10-01-at-84053-am_912x564

Dos elementos del restaurante que (a parte de su comida) me encantaron, fueron el diseño del interior y su vajilla. Al entrar, fue imposible no darme cuenta de la modernidad y sutileza del ambiente. La combinación de muebles y adornos armonizaban y realzaban la experiencia en el restaurante. La vajilla, creada por la ceramista Sonia Céspedes, también se equilibraba con el entorno y complementaba la apariencia de la comida presentada.

screen-shot-2015-10-01-at-84036-am_912x564

Al sentarnos concordamos que debíamos ordenar el Omakase, o menú de degustación. Inicialmente consistía de 10 platos, pero terminaron siendo nueve y con un cambio. Lo que incluyó nuestra cena fue lo siguiente: el Otoshi o cortesía del día, ensalada algas – cítricos, sashimi, nigiris, pulpo en salsa de miso, tempura mixto, nisakana, arroz con mariscos Oishii y finalmente el mousse de lychee con fruta del día.

screen-shot-2015-10-01-at-83853-am_912x564screen-shot-2015-10-01-at-83910-am_912x564

screen-shot-2015-10-01-at-83926-am_912x564 (1)

El Otoshi era un Tartar de Atún y Salmón con aceite de ajonjolí, servido en un triángulo de masa wantán frita. Fue el mejor bocado que he tenido en mucho tiempo y una excelente manera de empezar la noche. Luego, llegó una pequeña ensalada de algas marinas aliñadas en zu, ajonjolí y ralladuras de naranja deshidratadas. El balance entre lo salado, dulce y ácido fue refrescante y la textura de las algas maravillosa. El sashimi consistía de cortes de salmón, atún y chita y los Nigiris eran de Tamagoyaki (tortilla de huevo japonesa) y chita. En ambos platos se notaba la gran frescura de la pesca seleccionada. El pulpo con miso dulce fue realmente delicioso, sobre todo por la notable suavidad del marisco.

screen-shot-2015-10-01-at-83937-am_912x564 screen-shot-2015-10-01-at-83946-am_912x564

El tempura mixto, de berenjenas, camote, cebolla, cebollita china, y langostinos fue uno de los mejores tempuras que he comido. Todos los elementos eran como debían ser: calientes, livianos, crujientes por fuera y jugosos por dentro. El nisakana, mero hervido en shoyu y sake, estaba cocido en su punto, y el caldo que lo rodeaba estaba lleno de sabor. El arroz con mariscos desentonaba un poco con el resto, pues no es un plato tradicional japonés. Sin embargo, la textura del arroz fue impecable. Finalmente, el mousse de lychee con aguaymanto fue el final perfecto a la noche. El mousse era liviano, y el sabor del lychee sorprendentemente notable, tomando en cuenta que esta fruta tiene un sabor sutil. El aguaymanto dominaba un poco este sabor del mousse, pero al final le daba un toque de acidez que le daba armonía al postre.

screen-shot-2015-10-01-at-83954-am_912x564

screen-shot-2015-10-01-at-84006-am_912x564 screen-shot-2015-10-01-at-84022-am_912x564screen-shot-2015-10-01-at-84031-am_912x564

Nuestra experiencia en Oishii fue sin duda realmente agradable y demostró que el restaurante es digno de su nombre. Puede que las porciones del menú de degustación sean pequeñas, pero vale la pena pues te da la oportunidad de probar una gran variedad de platos preparados a la perfección. Así que no te pierdas de la Marcha Blanca del restaurante, que termina el 20 de octubre y te da un 50% de descuento en platos de la carta o la degustación a 80 soles (en vez de 120).

Oishii
Página Web: http://www.oishiinikkei.com/
Teléfono: (511) 444 26 34
Dirección: Armendáriz 480, Miraflores, Lima – Perú 

Créditos: Diario Altavoz