UN BREAK EN MEDIO DEL ARTE

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En busca de un lugar para tomarme un cafecito en una de las frías tardes de este invierno limeño, decidí entrar al Café MATE. El café se encuentra dentro del Museo de Mario Testino, en una casona antigua barranquina, con unas mesitas al aire libre que, debajo de las gigantes poncianas, te hacen sentir que estas tomando un café en tu propio parquesito privado.

Entrada Cafe MATE

El café ofrece platos fuertes como Lomo Saltado y Fettucinis a la Huancaína, pero en esta ocasión, yo solo pasaba por un lonche de media tarde, así que me pedí un Café Latte y un pie de limón. Una pena no haber encontrado una opción de chocolate en el menú, definitivamente hubiera sido mi elección, pero el pie no decepcionó. Con una buena cantidad de merengue, un sabor en el punto justo de ácido y dulce, y una galleta lo suficientemente crocante como para darle una diferente textura al relleno sin ser demasiado difícil de cortar. Fue el complemento ideal para mi café!

Después de comer, recomiendo entrar a dar una vuelta en el museo mismo donde el genio Mario Testino expone sus increíbles fotos. Si tienes suerte, puedes encontrar alguna exposición temporal abierta. En cualquier caso, no dejes de visitar Café MATE y convertir tu cafecito de la tarde en una experiencia totalmente artística!


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de Antonella Fortunic

Ver artículos