Share on Facebook16Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Limo: Comida Nikkei en los andes peruanos

 

A quien no le provoca comida Niquei cuando está de viaje. Eso antes era muy difícil de encontrar en la ciudad de Cusco debido a su lejanía con el mar. Hoy existe una opción llamada Limo, quienes todos los días traen por avión, sus pescados y mariscos, asegurando la frescura de sus platos. En nuestro viaje a Cusco visitamos este restaurante que está ubicado en el segundo piso de un lugar privilegiado frente a la plaza de armas, al costado de la catedral de Cusco y con una vista donde que mejor lugar donde sentarse disfrutar y relajarse luego de una gran caminata por las hermosas calles de la ciudad.

Nuestro almuerzo empezó con un SASHIMI de pescado al muy estilo de Limo. Los cortes de salmón y atún estaban bañados en una salsa de soya especial, acompañado de pepino y un poco de wasabi. ¡Perfecto para arrancar esta experiencia!

Acompañado a ese plato, nos trajeron uno de los mejores makis que vas a encontrar en Cusco, EL VOLCAN. Compuesto por salmón fresco, langostinos al panko y palta, cubierto de salsa spicy flameado. La mezcla del salmón con la salsa ligeramente picante, hacia que se forme una fiesta en el paladar que te provocará pedir otra tabla del mismo.

 

Para refrescar las gargantas luego de un largo día caminando por todas las ruinas y monumentos, nos invitaron 3 cocktails bandera de LIMO. A la izquierda una refrescante limonada de coco. Al centro un cocktail de AJI LIMO para los valientes. Y a la derecha un PISCO ORENGI con jugo de naranja, perfecto para esperar el atardecer.

Como platos de fondo, fuimos concebidos con dos grandes platos estrella. En primer lugar, probamos el tan esperado y aclamado UDON SALTADO. Basado en el ya conocido tallarín saltado, pero con un giro Niquei. Reemplazando al tallarín tradicional, le pusieron unos noodles hechos en casa que la verdad hace que uno quiera regresar solo por este plato. NO HAY MANERA DE PERDERSELO!!!

Luego, probamos el SAKANA BATAYAKI. No hay palabras para describir este plato, un pescado blanco a la plancha en una salsa de mantequilla y ajo, togarashi y shitake, acompañado con arroz blanco, perfecto para mojarlo en esa salsita espectacular.

Para terminar esta gran experiencia con broche de oro, probamos dos postres perfectos para la altura.  

 

 

CACAO PERUANO, un domo de chocolate hecho como su nombre lo dice, con cacao peruano, donde luego lo bañan con una salsa compuesto de café cusqueño, perfecto para levantarse y seguir en el camino.

 

 

 

 

 

 

 

Y la CHORIMOYA ALEGRE DE JAPON, perfecta para refrescar el paladar luego de un largo día bajo el sol. Chorimoya macerada en naranja, pepas de wasabi y cacao con un granizado de mandarina, hace que salgas de LIMO alegre y como nuevo para seguir conociendo.

 

 

 

Share on Facebook16Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de MESA 24/7

Ver artículos