Share on Facebook5Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
NAGOYA una experiencia Nikkei de difícil decisión

Regresamos a Nagoya, ubicado en el edificio Capital Golf (Av. Circunvalación del Golf 154, Surco), al lado del ya conocido edificio Patio Panorama. Nagoya es de esos restaurantes que uno TIENE que regresar para seguir disfrutando más de sus platos de comida japonesa y peruana fusionado en una cocina nikkei de gran calidad.

Como no nos poníamos de acuerdo con que pedir de entrada, pedimos varios, para empezar los 3 tiraditos de la carta;

  • TAKOUZUKURI: Laminas se pulpo flameadas con aceite parrillero y chimichuri hecho en casa, que estaba tan rico, que por poco me olvidé que era para compartir.

  • AMAIZUKURI: Finas laminas de salmón bañadas en una salsa de limón, maracuyá y hierba luisa, que hacen una combinación fresca y deliciosa.

  • KAOROZUKURI: Láminas de atún bañadas en una deliciosa salsa oriental de ostión.

 

Luego nos trajeron uno de nuestros platos favoritos, creado para que uno siempre regrese y lo pida varias veces. Los pancitos estilo Bao con panceta de cerdo glaseada en salsa miso y chalaquita, hace que a uno se le agüe la boca con solo escuchar y sea un pecado no probarlo.

 

 

Para poder terminar con las entradas y pasar a los platos de fondo, pedimos una porción del nigiri KABUTO. Hecho con salmón flameado, salsa de alcaparras y una salsa de especias.

Pasando a los platos de fondo o segundos/terceros/cuartos, la verdad perdimos la cuenta.
Comenzamos con un CEVICHE NIKEI CLASICO, que muy al estilo de NAGOYA, el toque oriental calza perfecto con la armonía del plato y sabor.

Acompañado a este gran ceviche, el plato estrella de la tarde, BATAYAKI DE PULPO Y MARISCOS. Una base de arroz meloso, tortilla de huevo bañado en trozos de pulpo y mariscos digno de tomarse un tiempo para admirarlo y disfrutarlo con calma.

Para probar el plato nuevo de lanzamiento, probamos el SOLTERITO DE PULPO, una opción similar al tradicional solterito pero con el toque NOGOYA que reinventa lo tradicional y lo hace inigualable, lo que dejaré a la foto que hable por si sola.

Y como toda gran comida tiene que acabar con algo dulce, el MOUSSE DE MISSO fue la opción perfecta. Acompañado de la salsa de frutos rojos, lo convierte en el postre ideal para el amante del dulce y chocolate en especial.

Estamos seguros que regresaremos pronto a NAGOYA, ya que como lo comenté en el comienzo y reflejé en esta nota, la gran variedad de platos causa que tu toma de decisión sea puesta en prueba y que obligatoriamente te hará regresar.

Reserva en Nagoya aquí

Share on Facebook5Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de MESA 24/7

Ver artículos