MAKOTO SUSHI BAR

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Foto Makoto Sushi Bar Difusión.

Escribe Eduardo Salas (@he_duardo)

Makoto Sushi Bar es uno de esos lugares que se suele recordar por la grata experiencia. Este restaurante de comida nikei abrió sus puertas en 1996 y cuenta con dos locales, uno ubicado en el Jockey Plaza y otro en la Avenida 2 de Mayo, en Miraflores. Es este último al que nos dirigimos y del que saldríamos gratamente satisfechos.

La atención en Makoto está llevada de buena forma: la presentación del personal es impecable y los tiempos están muy bien manejados. El local es acogedor y a pesar de que toma poquísimo tiempo llegar de un extremo a otro, una vez ubicado en la mesa se percibe amplitud. Lo primero en aterrizar frente a nosotros fueron los cócteles. El primero, Hanami, que en japonés significa flor, hecho en base a lychee, sake y Perfecto Amor. El segundo: Pecado de Geisha, elaborado a partir de Gran Marnier, jugo de naranja y vodka. Inmediatamente después llegó el sashimi y vino acompañado sushi (en dos presentaciones). Empezamos por lo clásico, lo más representativo de la comida japonesa. El plato de sashimi incluye cortes de mariscos y pescado, además viene con nigiri sushi y maki sushi (rellenos de queso crema, palta y salmón). Tanto el sashimi como los makis los acompañamos con shoyu, la salsa de soya clásica que además, aquí, es casera y de sabor intenso y agradable.

Captura de pantalla 2016-04-15 a las 11.38.39

El sashimi incluye los tradicionales: sogizukuri, hirazukuri y usuzukuri. El sogizukuri es un corte hecho en 45°, como una cuña, clásico para el salmón. Mientras que el usuzukuri es un corte más fino, casi transparente, generalmente empleado para pescados de carne blanca que suelen tener mayor resistencia. El hirazukuri que es un corte más grueso ya que se hace de manera perpendicular, lo que le da más volumen.

De fondo pedimos el atún Expreso de Oriente, trozos de pescado cubiertos con una costra de ajonjolí y acompañado de una salsa de membrillo con guarnición de majado de yuca. Y también las costillas del Emperador, a base de cerdo y acompañadas con una salsa semidulce con miso, con una guarnición de ensalada fresca. Amerita volver, Makoto brinda una experiencia bastante buena, y con ello me refiero a la combinación de atención, comida y ambiente. También cuenta con una selección de cervezas japonesas interesante para los aficionados a esta bebida. Para reservas y más información pueden consultar la página de Makoto Sushi Bar en nuestra Guía del Buen Gourmet.

El artículo fue publicado el 31 Marzo, 2016


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de El Trinche

Ver artículos