CASAGRANDE DAVIÁ, LA VERDADERA EXPERIENCIA ITALIANA

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para mí, una característica de un foodie es tener esa curiosidad culinaria que te lleva a buscar siempre lugares nuevos donde poder descubrir fantásticos platos y experiencias. Recientemente había escuchado sobre un nuevo restaurante italiano que no conocía: Casagrande Daviá. Así que hice mi reserva online mediante Mesa 24/7 y decidir ir a probarlo (tip: este restaurante te da 1000 puntos en Mesa24/7!).

El restaurante queda en una antigua casona miraflorina, en la calle Alcanfores, y tiene un ambiente muy agradable, una decoración sobria y elegante, y una linda terraza que te da una opción al aire libre. El mismo dueño se acercó a darme recomendaciones sobre su carta en un español limitado y marcado por un fuerte acento italiano que te hacían sentir en la misma Italia. Como me gusta probar varias cosas, escogí el menú de degustación de 5 platos. Para acompañar la cena escogí el trago estrella del lugar, que además es uno de los tragos más populares en Italia, el Apperol Spritz, muy bueno!! Un trago fresco perfecto para abrir el apetito mientras se disfruta el rico pan de la casa que te traen al sentarte.

Debo confesar, al estar en un restaurante italiano, esperaba recibir en por lo menos 3 de los 5 platos algún tipo de pasta en diferentes presentaciones, pero grande fue mi sorpresa cuando solo 1 fue pasta, y que el dueño me contará que en Italia se come un plato de pasta como antesala al plato principal que usualmente es algún tipo de carne.

El primer plato de la degustación fue un pescado cocinado de dos distintas formas, horneado y ahumado, acompañado de una fresca ensalada de tomate y cebolla en cuadritos. Una mezcla de sabores que dejaban en el paladar un aftertaste exquisito.

Captura de pantalla 2015-10-16 a la(s) 18.08.38

El segundo plato fue La Gallina a la Bagnacauda, unos pedacitos de pechuga de pollo en salsa de anchoas y verduras encurtidas.  No soy muy fan de las anchoas, por lo que probé este plato con recelo, sin embargo el sabor de la salsa fue espectacular, las anchoas se mezclan suavemente con las verduras dando un resultado muy rico.

Captura de pantalla 2015-10-16 a la(s) 18.05.40

El tercer plato fue la tan esperada pasta, y fue sinceramente una de las pastas más ricas que he probado. Unos cappellettis rellenos de ricota y finas hierbas, servidos en un caldo aromático de vegetales. Un plato sencillo pero que en su conjunto crean un sabor que te deja definitivamente queriendo más!

Captura de pantalla 2015-10-16 a la(s) 18.05.29

El último plato salado se llamaba Tutto il Maialino, que en español sería “Todo el chanchito”. Consistía en 3 partes diferentes del chancho, servidas en diferentes tipos de presentaciones, de las cuales resaltó notablemente la Pancetta! Una especie de chicharrón mezclado con sabores de tocino realmente sabroso, con la carne suavecita pero con una superficie súper crocante que le daba esa mezcla de texturas que a mi me encanta.

Captura de pantalla 2015-10-16 a la(s) 18.05.51

Definitivamente volvería a pedirme sólo ese plato en la versión completa (cuando uno ordena degustaciones los platos son versiones más pequeñas de manera que uno pueda comerlos todos sin llenarse tanto).

Para terminar y como debe ser, trajeron el postre. Para quien le gusta el café, este postre es el paraíso. Era un mousse de café, servido sobre un manjar blanco de café, con pequeños pedazos crocantes de café rociados encima.

Simplemente espectacular, el dulce del manjar blanco se contrastaba con el amargo del mousse, y nuevamente entraban a jugar las texturas con los pequeños “chunks” de café. Fue un perfecto final para esta fantástica cena de 5 pasos en los que no existieron la ensalada caprese, los carpaccios, la panacotta, y otros de los platos que nosotros los peruanos consideramos los clásicos italianos, sino que tuve una verdadera experiencia italiana!! Una vez más probar un lugar nuevo resultó ser una excelente decisión…y tú, te animas?


Foodie Monster

Nací en una familia de foodies, mi abuelo era capaz de viajar a un país lejano solo para probar un nuevo restaurante de un reconocido chef internacional, y mis recuerdos de infancia suceden en su gran mayoría en una mesa de restaurante donde 20 personas se ponían de acuerdo en que pedir y como pagar. En ese entorno crecí, y así me convertir también en un foodie. Mi pasión por la comida es tan o más grande que la pasión del Cookie Monster por las galletas, y así como el repetía hasta el cansancio “I want cookies”, no me queda mas que decir…”I want food!”

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de Foodie Monster

Ver artículos