Blanchaert Bistró, un pedacito de Bélgica en nuestro colonial centro de Lima

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Aprovechando nuestra visita al centro de Lima por motivos ‘’jurídicos’’ visitamos Blanchaert Bistró, un pequeño y acogedor restaurante a media cuadra de la majestuosa Plaza San Martin, a nuestro parecer, una de la más hermosas de Lima. Este restaurante ofrece exquisiteces de la comida Belga, con recetas compartidas de generación en generación por la familia de Pamela De Smedt, todo un legado culinario.

“Keep calm and drink Belgian beer”. Blanchaert Bistró promete una experiencia gastronómica única, al combinar una técnica de cocina casera con el placer de los sentidos y detalles en el ambiente cuidadosamente seleccionados para combinar la elegancia y sobriedad europea.
Esta vez nos atendió Daniel, un peruano apasionado con corazón belga, por el orgullo, detalle y precisión con la cual nos describía cada plato. Nos comentó que no todas las recetas de la carta eran de Bélgica, sin embargo el modo de preparación de cada una de ellas sí lo es y con una sonrisa pícara aclaro que de ninguna manera podría revelarnos el secreto de la singular y misteriosa forma de prepararlas. ¡Avivó más nuestra curiosidad por vivir tales sabores!

photo

Cucharetas de la Boma

ROUGE DOUX

Rouge Doux

A continuación llegó a la mesa el abre bocas de la casa: una pequeña y calientita crema de zapallo (de esas que al levantar la cuchara del plato a la boca, el queso derretido empieza a caer en hilos, ¡espectacular!) acompañada de flotantes “croutons” y salpicados de orégano. Buenísima forma de brindarnos un poquito de calor y hacernos olvidar de este frío invierno. Como entradas elegimos las recomendaciones de Daniel: Las Cucharetas de la Boma y el Rouge Doux. Compuestas por ahumado chorizo a las finas hierbas sobre un pequeño monte de adulzada col morada, las cucharetas nos sorprendieron con tal armoniosa y original combinación. El Rouge Doux no se quedó atrás al deleitarnos con unas voluptuosas alitas de pollo cubiertas en salsa dulce a base de ají panca y miel acompañadas de un dip de blue cheese. Quién pensaría que el BBQ sería destronado por esta peculiar creación combinando lo ‘’sweet & sour’’ (¡solo queremos regresar a comerlas de nuevo!).

photo 5

Mientras esperábamos los platos de fondo decidimos rendirle honor a la tradicional cerveza belga Delirium Tremens, orgullosamente declarada como una de las 50 mejores del mundo. No somos expertas pero definitivamente ese saborcito frutado, un tanto “acerezado” que deja al paladar nos encantó. Para los patrióticos y atrevidos recomendamos el Diávolo Martini (coctel bandera), conjunción de pisco macerado de ají limo y rocoto, intensa maracuyá y mango, decorado con un osado ajicito rojo en el borde del vaso. Experiencia única por los distinguidos sabores dulces al inicio y luego ese inadvertido ‘’picantito’’ después de pasar el primer sorbo.

photo 1

Carbonada Flamenca

photo 2

Tacu Locro

Como segundo acto nos pedimos la Carbonada Flamenca, un tipo de “estofado belga”, pacientemente cocinado por 6-8 horas dándole una textura tan suave a la carne que literalmente no se necesita ni cuchillo para comerla. Acompañando este plato pedimos unas crocantes papas fritas, en serio las mejores de Lima, y disfrutamos este vicio remojándolas ligeramente con la adulzada salsa (gracias a la manzana) que bañaba la Carbonada. El Steak & Frites, un sorprendentemente suave corte de lomo a la parrilla (tan suave que se dejaba cortar sin el más mínimo esfuerzo), acompañado una vez más por las más exquisitas y largas papas fritas “à la belge” y ensalada de albahaca. Volviendo a nuestras raíces peruanas decidimos probar el Lomo Saltado y el plato del día: el Tacu Locro con langostinos. Impecablemente preparado, jugoso, término perfecto, y las inigualables papas fritas (crunch, crunch, crunch) describen lo que fue el lomo saltado. Sobre el locro, ingenuamente hemos perdido el tiempo pensando que no nos gustaba este plato, ahora podemos afirmar que “pensábamos que no nos gustaba el locro, hasta que probamos el de Blanchaert.” Una innovadora combinación de compacto tacu tacu relleno con delicioso queso derretido y la salsita de locro con langostinos (uff), solo debería formar parte de los platos protagónicos de la carta a nuestro parecer.

WAFFLES BELGAS CON NUTELLA

Waffles Belgas

De postre probamos dos, primero la torta de coco y dulce albaricoque rellena de manjar blanco nos impactó. Parecía recién salida del horno, ¡totalmente recomendable!Por último los clásicos waffles belgas, crocantes y calientitos con la infaltable nutella (¡Deli!), perfecta manera de terminar un almuerzo tan placentero.

Tips:

• Tomar la Delirium Tremens lentamente para experimentar mejor la sinfonía de sabores. Cerveza de buen cuerpo, intenso sabor y dulce sensación al final.
• Pedir de acompañamiento papas fritas en vez de cocidas para la Carbonada Flamenca.
• No te vayas del local sin probar el Diávolo Martini (Maracuyá + mango + picantito)
• Ubicación perfecta para comer delicioso y pasear por el centro histórico de Lima.

DONDE
Direccion: Av. Nicolás de Piérola 1018 – Lima
Reservas: http://www.mesa247.pe/lima/restaurante/blanchaert_bistro
Atención:
Lun – Mié 9:00 – 22:00
Jue – Vie 9:00 – 00:00
Sab 12:00 – 00:00
Dom 12:00 – 16:00

 

Escrito por: Melanie Macpherson y Meghan Macpherson
Contactos: mel_m22@hotmail.com y meghan_macpherson@hotmail.com

photo 3

Torta de coco y dulce albaricoque


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de Melanie y Meghan Macpherson

Ver artículos