Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Massala: Una experiencia Hindú en Lima

Pocas veces cambio de opinión sobre mis gustos, pero debo admitir que en Massala mi percepción de la comida hindú cambió totalmente. Quedé satisfecha y feliz 🙂

Seguro que la mayoría cuando piensa en este tipo de comida, cree que es muy pesada y picante. Primero que nada, el nivel de picante siempre es a gusto del comensal y segundo, que después de salir de Massala no me sentí pesada en lo absoluto. Creo que estos son conceptos preconcebidos que muchos tienen y que al experimentar la verdadera comida Hindú cambiarán. Arriésguense, vale la pena.

Llegué a Massala con un grupo de amigos de MESA 24/7 dispuestos a probar de todo. El local es bastante bonito, decorado con muchos colores, como un verdadero restaurante Hindú.

Al revisar la carta notamos que había un mapa al costado de cada plato. La intención es que los comensales sepan de que parte de la India proviene. Lo que me pareció muy interesante e informativo. Creo que al cuidar detalles como este o la de la decoración del local, se enriquece la experiencia aún más.

La verdad, no somos conocedores de este tipo de comida así que dejamos que los mozos nos guíen. Ellos fueron muy amable y siempre dispuestos a contarnos a detalle lo que contenía cada plato.

Empezamos la visita con una Limonada Taj, una tradicional limonada Hindú con semilla de Cardamomo que le da un toque muy especial. El cardamomo es una semilla muy utilizada en la comida Hindú. Su sabor es fuerte, así que con una basta para darle sabor a los platos y bebidas.

Lo que primero probamos fue el Naan de ajo, un tradicional pan Hindú. Se puede comer solo o también para acompañar diferentes guisos.

Poco después empezaron a llegar los fondos. Primero llegó el Chicken Tikka Massala, uno de sus platos estrella. Tiene garam massala y está servido sobre anillo de masa fillo crocante. Este plato fue mi favorito. Súper sabroso, el picante en su punto y la base crocante, pero permite ser partida con facilidad. Una delicia.

Para acompañarlo, llegó un arroz tradicional. Este es el Vegetable Biryani, un tradicional arroz basmati cocinado con mix de vegetales salteados en yogurt, menta y especias aromáticas. Servido en cacerola tradicional muy linda. Viene acompañado de salsa de yogurt. Algo que noté, es que los granos de este arroz son más largos que los que se sirven en Perú.

Luego llegó el Beef Pepper.  Este plato tiene carne de res salteada con coco, cebolla, ajos y pimienta negra al estilo Kerala dry curry. Este plato estuvo un poco más picante que el anterior, pero incluso yo que no como nada de picante lo pude comer sin problemas. De nuevo, un plato delicioso y muy recomendando.

Para finalizar, nos recomendaron pedir el Gajar Halwa. Un pastel tradicional  de zanahoria cocido lentamente con majar de leche, almendras, coco y pistachos. De textura suave, un poco cremosa. Me hizo acordar a nuestro Arroz con leche, pero con sabor a zanahoria. Vino presentado en una linda forma de corazón. Lo volvería a pedir sin dudarlo. Estuvo muy rico.

Resumiendo la visita, me llevé una grata sorpresa sobre la comida Hindú. Todos quedamos felices. Lo que probé me gusto mucho y lo repetiría. La siguiente vez me gustaría probar el Tulsi Fish Curry, otra de las estrellas del restaurante ¿lo conocen?, dicen que es uno de los imperdibles.

Además, si son fanáticos de los tatuajes de Henna, los días Jueves y Sábado de 8:00 pm a 9:00 pm por consumos mayores a S/50, se llevan un tatuaje de Henna totalmente gratis.

Si lo quieren visitar, Massala está ubicado en Av. Bolognesi 201 Miraflores, Miraflores. El local es amplio, pero para que asegures tu mesa siempre es recomendable reservar. Puedes hacerlo aquí

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de MESA 24/7

Ver artículos