Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
Primos Chicken Bar: el sabor de la experiencia.

Hoy fuimos por primera vez a Primos Chicken Bar. Queríamos probar por nosotras mismas el famoso pollo a la brasa del que todos hablaban. Llegamos temprano, alrededor del medio día y fuimos las primeras, para poco antes de la 1pm el local ya estaba repleto.

Para abrir el apetito comenzamos probando el “piqueo pollero” este consta de yuquitas, unas bolitas rellenas de pollo y queso y alitas BBQ (cuidado especialmente con éstas últimas que se pueden enamorar).  Todo esto acompañado de 3 salsas distintas para disfrutar de cada parte del plato. Tamaño perfecto para compartir.

Después de eso, probamos las quesadillas de pollo a la brasa, espinaca, y cebolla. Esta combinación de sabores fue totalmente inesperada y deliciosa.

Llegó la hora de los platos de fondo y esta maravilla llegó a nuestra mesa.

Un pollo jugosito, la carne totalmente suavecita, la piel crocante y las alitas en su punto. A esta porción lo acompañan papas fritas onduladas (mis favoritas) una ensalada muy generosa y claramente algo infaltable es la mayonesa casera clásica de Primos que no puedes parar de comer.

Otro plato que nos llamó muchísimo la atención y que nos comentaron era muy pedido fue la hamburguesa clásica con queso y tocino. La pediría una y mil veces más. Es una alternativa perfecta al pollo que recomiendo al 100%.

Para cerrar con broche de oro este almuerzo, no podíamos dejar de probar los milkshakes y los postres. Nos recomendaron el milkshake de caramel pretzel y sí, es tan rico como lo ven en la foto.

En Primos puedes encontrar varios postres de los clásicos que a todos nos encanta como lava cake, helado de oreo, sundaes entre varios otros. Nuestra elección según recomendación de la casa fue el blondie crocante de manzana con helado de vainilla.

El postre viene con una inyección (literal) de caramelo para que tú le des el toque final al plato y después de probarlo no queda más que sonreír de oreja a oreja.

La carta en Primos es recontra variada, tienes opciones para todos los gustos. Desde ensaladas contundentes hasta anticuchos, hamburguesas y claro, un pollo a la brasa incomparable.

No puedo dejar de mencionar la onda del restaurante. Se siente bastante juvenil, con un estilo relajado y es una genial opción para ir a almorzar o ir con tus patas por la noche a comer buenaso y tomar unos tragos (la carta de tragos también es bastante extensa!).

Si quieres disfrutar de Primos Chicken Bar no te olvides de RESERVAR AQUI.

Por: Daniela Philippides

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Comments

comments

x

Lee un poco más de los articulos de MESA 24/7

Ver artículos